Ir al contenido principal

ANNA VENTURA

Anna Ventura nació en 1936 en Roma y reside en L’Aquila.
Entre otros libros, ha publicado: Le case di terra, La diligenza dei santi y Brillanti di bottiglia.


HIC ET NUNC


Aquí donde se estrecha el interior,

donde el rayo de poniente

calienta el corazón

y los objetos desordenados y viejos

conviven tranquilos,

aquí donde la vieja bombilla

conserva la pulga negra

de la mosca estival,

las baldosas no brillan,

el polvo pacífico resta sobre las cosas,

aquí está la paz de lo inútil,

el tiempo inmóvil de la dulce ociosidad,

la mirada que observa tras los velos rojos y blancos

otras casas,

otros aleros y tejados,

balcones, ventanas, galerías

donde la vida de los simples

transcurre

sin pregunta
rse cómo

ni por qué, ni hasta cuándo,

ni con qué fin o misterio.

No, no tiene esta presunción

la vida de mis vecinos de enfrente,

por eso también yo estoy bien aquí,

como ellos,

en el gran río de las cosas

que no esperan nada.



HIC ET NUNC

Qui dove si stringe l'interno,
dove il raggio di ponente
riscalda il cuore
e gli oggetti scombinati e vecchi
tranquilli convivono,
qui dove la vecchia lampadina
conserva la pulce nera
della mosca estiva,
le piastrelle non brillano,
la polvere pacificata sta sulle cose,
qui c'è la pace dell'inutile,
il tempo immobile del dolce far niente,
lo sguardo che osserva dietro le garze rosse e bianche
altre case,
altri comignoli e tetti
balconi, finestre, ballatoi
dove la vita dei semplici
scorre
senza chiedersi come
e perché, e fino a quando,
e con quale fine o mistero.
No, non ha questa presunzione
la vita dei miei dirimpettai,
perciò qui sto bene anch'io
come loro,
nel gran fiume delle cose
che non aspettano niente.


Entradas populares de este blog

ALESSIO ARENA

Alessio Arena nació en Palermo en 1996.
Entre otros libros, ha publicado: Cassetti in disordine, Lettere dal Terzo Millennio y Campi aperti.


EL GUARDIÁN DEL FARO

No sé decirte
qué te llevas
y qué dejas
cada vez que partes,
cada vez que consigues
permanecer
un poco más 
abrazada a un sueño
que huye al alba
para hablarme de ti.

No me pidas nada
distinto
de aquello que sé
que no sabes pedir.

Y también hoy
he encendido la luz
como los pescadores
al principio del muelle
para llamar a las barcas.

Pero tú no has llegado
y la luz se ha apagado.


IL GUARDIANO DEL FARO

Non so dirti
cosa ti porti via
e cosa mi lasci
ogni volta che parti,
ogni volta che riesci
a restare
ancora un po'
avvinghiata ad un sogno
che sfugge all'alba
per parlarmi di te.

Non chiedermi nulla
di diverso
da quello che so
che non sai chiedere.

E anche oggi
ho acceso la luce
come i pescatori
all'inizio del molo
per chiamare le barche.

Ma tu non sei arrivata
e la luce si è spenta.


GERARDO VACANA

Gerardo Vacana nació en 1929 en Gallinaro (Frosinone, Lacio), donde reside.
Entre otros libros, ha publicado: Variazioni sul realeTaccuino greco e altri versi y L'orto
En español: Variaciones sobre lo real, 2002; Cuaderno griego y otros poemas, 2007; La luz muy temprano, 2012; y El verbo infiel, 2016 (todos en traducción de Carlos Vitale). 
En catalán: Quadern grec i altres poemes, 2011 (traducción de Jesús Aumatell y Carlos Vitale).



LA VIDA, INCANSABLE ARAÑA
La vida, incansable araña, en torno a nosotros tensas telas invisibles, pero fuertes como barreras.

Breve estación de sol no valió para destruir tu antigua prisión; solo pudo iluminar lo que estaba oscuro dentro de tu corazón.

Y fue para ti, fue para mí dolor. Mejor. Mejor sufrir en la luz que vivir ignorantes o padecer la burla de una falsa felicidad.



LA VITA, INSTANCABILE RAGNO
La vita, instancabile ragno, intorno a noi tesse tele invisibili, ma forti come barriere.

Breve stagione di sole non valse a distruggere

GABRIELLA NAPOLITANO

Gabriella Napolitano nació en Gaeta en 2002.Ha publicado: Attimo, quello che di me non dico & (le immancabili) gabriellate


QUIZÁ, EN UN INSTANTE

Quizá, en un instante
(juntas, pero en silencio),
nuestras miradas colmarán el vacío,
que ambos hemos creado,
en torno a aquello que creíamos era todo,
antes de nosotros.


FORSE, IN UN ATTIMO

Forse, in un attimo
(insieme, ma in silenzio),
i nostri sguardi colmeranno il vuoto,
che entrambi abbiamo creato,
attorno a quello che credevamo fosse tutto,
prima di noi.