Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2019

MARIA LUISA SPAZIANI

Maria Luisa Spaziani nació en Turín en 1922 y murió en Roma en 2014.
Entre otros libros, ha publicado: Geometria del disordineLa stella del libero arbitrio y La luna è già alta.


HE VENIDO A PARÍS PARA OLVIDARTE

He venido a París para olvidarte.

He venido a París para olvidarte
pero tú obstinado me impregnas todo espacio.
Eres la quimera horrorosa de los aleros de Notre-Dame,
eres el ángel que invencible sonríe.

Hagamos un pacto (el campesino y el diablo):
déjame el día para mirar, leer,
perder el tiempo, divertirme, excluirte.
Noches y sueños, de acuerdo, son tuyos.


SONO VENUTA A PARIGI PER DIMENTICARTI 

Sono venuta a Parigi per dimenticarti.

Sono venuta a Parigi per dimenticarti
ma tu ostinato me ne intridi ogni spazio.
Sei la chimera orrida delle gronde di Notre-Dame,
sei l'angelo che invincibile sorride.

Veniamo a patti (il contadino e il diavolo):
lasciami il giorno per guardare, leggere,
sprecare il tempo, divertirmi, escluderti.
Notti e sogni, d'accordo, sono tuoi.





CRISTINA CAMPO

Cristina Campo nació en Bolonia en 1923 y murió en Roma en 1977.
Entre otros libros, ha publicado: La tigre assenzaQuadernetto y Poesie sparse.



LA NIEVE...
La nieve estaba suspendida entre la noche y las calles
como el destino entre la mano y la flor.
En un sonido suave
de campanas amado has venido…
Como una vara ha florecido la vejez de estas escaleras.
¡Oh tierna tempestad
nocturna, rostro humano!
(Ahora toda la vida está en mi mirada,
estrella sobre ti, sobre el mundo que tu paso encierra.)

LA NEVE...
La neve era sospesa tra la notte e le strade
come il destino tra la mano e il fiore.
In un suono soave
di campane diletto sei venuto...
Come una verga è fiorita la vecchiezza di queste scale.
O tenera tempesta
notturna, volto umano!
(Ora tutta la vita è nel mio sguardo,
stella su te, sul mondo che il tuo passo richiude)
.






CESARE PAVESE

Cesare Pavese nació en 1908 en Santo Stefano Belbo (Cuneo, Piamonte) y murió en Turín en 1950.
Entre otros libros, ha publicado: Lavorare stancaVerrà la morte e avrà i tuoi occhi y La luna e i falò.


TAMBIÉN TÚ ERES EL AMOR

También tú eres el amor.
Eres de sangre y de tierra
como los otros. Caminas
como quien no se aleja
de la puerta de casa.
Miras como quien espera
y no ve. Eres tierra
que duele y calla.
Tienes sobresaltos y fatigas,
tienes palabras caminas
a la espera. El amor
es tu sangre nada más.


ANCHE TU SEI L'AMORE

Anche tu sei l’amore.
Sei di sangue e di terra
come gli altri. Cammini
come chi non si stacca
dalla porta di casa.
Guardi come chi attende
e non vede. Sei terra
che dolora e che tace.
Hai sussulti e stanchezze,
hai parole – cammini
in attesa. L’amore
è il tuo sangue – non altro
.

GIORGIO MOIO

Giorgio Moio nació en Quarto (Nápoles) en 1959. Entre otros libros, ha publicado: Storia del Quarto, Per mutazioni y Tra impegno e fuga.

HIMNO A LA ANARQUÍA
cuando sea un poeta sin amos cantaré el himno a la alegría o de la liberación saltaré entre las piedras ásperas o pulidas de la utopía entre hojas del bosque del alma en fermento finalmente libre de organizar un sueño asociaciones de palabras, de hombres, de ideas de un mar encrespado de una canción donde finalmente me acuna la aparición un escalofrío socializado de la igualdad

INNO ALL’ANARCHIA
quando sarò un poeta senza padroni canterò l'inno alla gioia o della liberazione salterò tra sassi ruvidi o levigati dell'utopia tra foglie del bosco dell'anima in fermento finalmente libero di organizzare un sogno associazioni di parole, di uomini, d'idee di un mare incresposo di una canzone dove finalmente mi culla l'insorgere un fremito socializzato dell'ugualità


CESARE PAVESE

Cesare Pavese nació en 1908 en Santo Stefano Belbo (Cuneo, Piamonte) y murió en Turín en 1950.
Entre otros libros, ha publicado: Lavorare stancaVerrà la morte e avrà i tuoi occhi y La luna e i falò.


LAS PLANTAS DEL LAGO

Las plantas del lago
te han visto una mañana.
Las piedras las cabras el sudor
están fuera de los días,
como el agua del lago.
El dolor y el tumulto de los días
no rayan el lago.
Pasarán las mañanas,
pasarán las angustias,
otras piedras y otro sudor
te morderán la sangre
- no será siempre así.
Encontrarás algo.
Habrá otra mañana
en que, más allá del tumulto,
estarás sola en el lago.


LE PIANTE DEL LAGO

Le piante del lago
ti hanno vista un mattino.
I sassi le capre il sudore
sono fuori dei giorni,
come l'acqua del lago.
Il dolore e il tumulto dei giorni
non scalfiscono il lago.
Passeranno i mattini,
passeranno le angosce,
altri sassi e sudore
ti morderanno il sangue
- non sarà cosí sempre.
Ritroverai qualcosa.
Ritornerà un mattino
che, di là dal tumulto,
sarai sola sul lago.


ROSITA COPIOLI

Rosita Copioli nació en Riccione (Rimini) en 1948.
Entre otros libros, ha publicado: Splendida lumina solisFurore delle rose y Le acque della mente



TÚ, HIJA DEL AIRE
I
Oh tú hija del Éter — resplandeces entonces desde los jardines de tu Padre, y me ofreces                           en el vacío, en el triunfo de las ausencias, en las leyes no otorgadas, en los ojos vacíos de Mnemosine, cálices de luz.

II
Devuélveme esta cuenta de los años, restitúyeme, y resplandece desde los jardines del Padre, los actos desmesurados que había querido ofréceme otro corazón.

III
En las riberas de mis años, hija del Éter segura, tú que no cabalgas tempestades, sobre prados radiantes en cambio ciñes coronas, tú dame el agua incontaminada.

IV
Desde las Horas más puras, recuerda desde los cálices de sombra, arrójame tu rocío, viérteme tus ojos, señala el rostro que te miró tendido, creyendo en el azul.

V
Viérteme, hija del Éter, el jugo más

ANTONIO SPAGNUOLO

Antonio Spagnuolo nació en Nápoles en 1931.
Entre otros libros, ha publicado:  Canzonieri dell'assenza, Istanti o frenesie y Ultimo tocco.



RODILLAS
El espacio entre tus rodillas era el palmo de sílabas y cesuras, las mil intemperies de la mente, que interrumpen memorias y gestos arcanos, quizá no tengan orillas en el reverso. Otra condena como corona en torno para comprimir engaños antes aún de herir la arcilla en el desgarro de algunas liturgias. Algo en el racimo azulado se sumerge en mi remolino y te acompaña reclamando susurros. Piedra salvaje este hundir manos.

GINOCCHIA
Lo spazio delle tue ginocchia era la spanna di sillabe e cesure, le mille intemperie della mente, che interrompono memorie e gesti arcani, forse non hanno sponde nel rovescio. Un'altra condanna come corona intorno per comprimere inganni prima ancora di ferire l'argilla nello squarcio di alcune liturgie. Qualcosa nel grappolo azzurrino sprofonda nel mio vortice e ti accompagna richiamando sussurri. Pietra selvaggia questo affondar…